Eliquatuero dip eros numsan vent lam, conum tet lor adit, commod tatummy niam dolorti onullaore dolor in estrud dunt iure te feugiam modit dolorer iure do con ulla dolor et mconse ming ex ent am, quat velenit exuti erciut tate duipsusci et landrem zzriusc inim nul laorem dipit nosenu nonautpat. Ut landiat ute te dolobor tis et nulput luptate tat vendreet lortiset dunt feugiam modit dolorer etuin lutatum mconse.


Duis nonsequ et ismodol oreetuer iril dolore facidunt, vulluptat volore consecte dolesed utou dolor se velitdip numsan vent, conum tetut lor adit, commod tatummy niam dolorti onullaore dolor in et estrud dunt iure te feugiam modit dolorer iure do conulla et mconse ming exentam pounei, quat velenit exerciut tate duipsusci et landrem zzriusc inim nul laorem velenisit iure.

Parroquia: Medalla Milagrosa

IGLESIA DE LA MILAGROSA (1956-1992)


En 1956 llegó -enviado por el nuevo visitador, Elías Alduán- Antonio Prol Pumar. Corto en palabras y largo en obras. Observante y exigente. Imperturbable y firme. De ninguna manera sobornable. Caballeroso además. El cumpliría la secular espera de levantar en Puebla un templo digno a la Virgen Milagrosa.


1. Primero fue el ofrecimiento de un terreno en la Col. de los Volcanes. El visitador hizo la solicitud de construir el templo el 18 de enero de 1957 y recibió la pronta y generosa aprobación de la Curia Arzobispal el 9 de febrero siguiente.

2. Segundo fue el ofrecimiento de los "ex-alumnos lasallistas para que nosotros construyéramos nuestra proyectada iglesia a Ntra. Sra. de la Medalla Milagrosa en el terreno que dicha entidad tiene destinado a una basílica en la Col. Bella Vista de la ciudad de Puebla de los Angeles". Se desecha el proyecto anterior. El visitador hace la solicitud correspondiente el 12 de julio de 1957 y el Arzobispo Octaviano Márquez la acepta enseguida, el día 23 siguiente. Dejemos que nos lo cuente el P.Alduán1114:


  1. "... Desde el año 1925 se hicieron cargo de la iglesia de San Jerónimo, teniendo por residencia un anexo a la misma tan pobre y destartalado que daba compasión. En mi primera visita a la casa, el año 1956, me pude dar cuenta de la vida mortificada y pobre de nuestros cohermanos, siendo mi primer pensamiento y principal preocupación ver la manera de cambiar aquella situación de los nuestros. El entonces superior, P.Bengoa, me informó que hacía varios años habían ofrecido a los nuestros unos terrenos en la colonia «Los Volcanes» para comenzar luego las obras de casa e iglesia en honor de la Virgen Milagrosa, tan conocida y venerada en Puebla, pero a aquellos Padres les dolía tener que dejar San Jerónimo, centro de tantas actividades apostólicas.


  2. Puesto el asunto en el Consejo, por unanimidad se acordó solicitar del Sr.Arzobispo la autorización y los terrenos de «Los Volcanes» para comenzar luego las obras de casa e iglesia, a lo que accedió de muy buena voluntad. Habíamos perfilado las bases con las mejores garantías para nosotros, y, firmadas ya éstas por el Prelado, nos disponíamos a comenzar las obras cuando el actual superior, P.Prol Pumar, me llamó por teléfono para decirme que nos ofrecían otro terreno mucho más grande y mejor situado, en otro rumbo de la ciudad.


  3. Se trataba de un terreno de 5.400 metros cuadrados en medio de una manzana que años atrás los dueños del Fraccionamiento habían ofrecido a los ex alumnos La Sallistas, pues éstos querían construir en dichos terrenos un templo a San Juan Bautista de la Salle. Por causas que no hacen al caso no disponían de dinero para emprender las obras y por temor de que les retiraran la concesión del terreno, se dirigieron a nuestros Padres, pues sabían que nosotros estábamos para comenzar un templo a la Virgen Milagrosa.


  4. Como ya habíamos cerrado el contrato con el Sr.Arzobispo, haciéndonos cargo del terreno de «Los Volcanes», les rogamos fueran ellos mismos, los señores Rojas y Necochea, amigos y compañeros de Colegio del Sr.Arzobispo, quienes tramitaran el cambio, pues por nuestra parte con gusto lo aceptaríamos por ser mucho mejor y de más porvenir. Accedió a ello el Sr.Arzobispo, Mons. Octaviano Mázquez, y los ex alumnos La Sallistas nos traspasaron la propiedad en las más ventajosas condiciones. Pusimos luego manos a la obra y hoy es una magnífica realidad lo que entonces soñábamos. En poco más de un año, con el empeño y tesón del P.Prol, bien ayudado por sus compañeros, tenemos una hermosa y muy moderna residencia, con todas las comodidades que permite la vida de comunidad; un gran salón, con capacidad para más de mil personas y que en la actualidad está haciendo de Capilla en la colonia «Bella Vista», la más bonita de Puebla, y con más culto, desde el primer día, que el que tenían en San Jerónimo; más la Capilla de Guadalupe, casi ya terminada. La monumental iglesia de la Milagrosa, en construcción, ya levanta sus grandiosos arcos y, al compás de los centavos, se va perfilando lo que, no tardando mucho, será orgullo de nuestra Provincia".


3. Tercero fue la urgencia de recabar recursos económicos: las Asociaciones, los particulares, la Provincia colaboraron generosamente y el P.Prol Pumar hurgó y reclamó lo que pudo para conseguir lo posiblle:


  1. "El Sr.Superior de Puebla reclamó los derechos de aquella casa sobre la parte de la casa de La Mansión, vendida por el P.Morales, y sobre la casa Zárate, ambas en la dicha ciudad de Puebla...”


4. Cuarto fue la contratación de arquitectos, ingenieros, maestros, albañiles y materiales; la vigilancia y la paciencia. Prol Pumar se mantuvo firme con todos y las marrullerías no tuvieron éxito.


5. Quinto fue la bendición e inauguración de la nueva casa de la comunidad: "El 9 de noviembre de 1959 nos trasladamos toda la Comunidad, compuesta por el P.Prol Pumar, P.Munguía Herrero Jesús, P.Palomar de Miguel Juan, Hno. Díez González Sixto y postulante Vázquez Alvarez Pablo, de la residencia de San Jerónimo, calle 4 Sur, no 509, a nuestra nueva casa en la Col. Bella Vista, calle Miguel Negrete, no 2107.


    Continuamos atendiendo a la iglesia de San Jerónimo hasta el día 24 del mismo mes de noviembre, fecha en que tomó posesión, como Rector de dicha iglesia, el R.P.Chamorro, del clero secular. Desde el día siguiente de nuestra llegada a la Col. Bella Vista, comenzamos a celebrar todas nuestras funciones sagradas en el Salón de Actos, quedando así constituido en Capilla mientras se construye la futura iglesia. Las gentes de las cercanías de la iglesia de San Jerónimo sintieron muchísimo nuestra partida y las de la Col. Bella Vista recibieron con satisfacción nuestra llegada.


    La inauguración oficial de esta nuestra Capilla la hizo el Sr.Arzobispo de Puebla el 24 de enero de 1960 con la asistencia del Sr.Visitador y de todos los superiores de México".


6. Sexto, pues, fue "la bendición el 24 de enero de 1960 de la primera piedra de la nueva iglesia de Puebla con la asistencia de todos los superiores que entonces terminaban sus ejercicios". Capilla mientras se construye la futura iglesia. Las gentes de las cercanías de la iglesia de San Jerónimo sintieron muchísimo nuestra partida y las de la Col. Bella Vista recibieron con satisfacción nuestra llegada. La inauguración oficial de esta nuestra Capilla la hizo el Sr.Arzobispo de Puebla el 24 de enero de 1960 con la asistencia del Sr.Visitador y de todos los superiores de México".


7. Séptimo, a propuesta del Sr. Arzobispo al nuevo provincial Justo Artaso, fue la erección de la Iglesia en Ayuda de Parroquia:


  1. "En la iglesia provisional -Salón de Actos- de la Stma. Virgen de la Medalla Milagrosa, de Puebla de los Angeles, Pue., el día 19 de julio de 1963, hallándose presentes el R.P.Elías Alduán, CM., en representación del Visitador Provincial de los PP. Paúles de México, M.R.P.Justo Artaso, CM., ausente por la Asamblea General de la CM., todos los Padres de esta Comunidad, muchas Damas de la Caridad y muy numeroso público, en la Misa de la Fiesta de San Vicente, después del Evangelio, a la hora de la predicación, el Excmo. y Rvmo. Sr. Arzobispo de esta Arquidiócesis de Puebla de los Angeles, Pue., Dr. D. Octaviano Mázquez Toriz, de viva voz, erigió canónicamente la Ayuda de Parroquia de la iglesia de la Sma. Virgen de la Medalla Milagrosa, a cargo de los PP.Paúles, dándoles los nombramientos de Vicarios Cooperadores de la Parroquia del Sto.Angel -Analco-, con residencia en la iglesia de la Sma. Virgen de la Medalla Milagrosa, a todos los Padres de la Conunidad, R.P.Antonio Prol Pumar, CM., R.P.José Varona Ortega, CM., y R.P. Manuel Freire Quintero, CM., leyendo a continuación los límites de la nueva Ayuda de Parroquia..."


8. De manera semejante, el mismo Sr. Arzobispo, D.Octaviano Márquez, el 26 de noviembre de 1974, decretó la "erección en Parroquia de la iglesia de Ntra. Sra. de la Medalla Milagrosa en la Col. Bellavista, con territorio de la Parroquia del Santo Angel Custodio, Analco". El primer párroco fue el P.Columbiano Núñez. En el "Libro de Gobierno" de la Parroquia constan los decretos arquiepiscopales de nombramiento de los párrocos siguientes: Ramón Belmonte (20.8.1979), Ignacio Lozano (26.5.1980), Antonio Rodríguez (31.5.1986) y Aristeo Romero (26.6.1989). Todos ellos, junto con sus hermanos de comunidad, han trabajado celosamente en el cuidado material y pastoral de la parroquia. Obra digna de mención ha sido el Salón de clases, magnífica construcción de 15 aulas para la formación de los diversos grupos de feligreses, realizada el año 1991 por el P.Romero y el arquitecto don José Luis Malo Villagrán, buen colaborador en la pastoral parroquial y arquidiocesana.


    La Parroquia de la Medalla Milagrosa de Puebla, con sus asociaciones y anexos, constituye uno de los mejores conjuntos de servicios actuales y posibles de la provincia mexicana de la Congregación de la Misión. Además, el gran "valor sentimental"⋅ de esta Casa de Puebla es que, habiendo sido "la primera fundación formal" de la Provincia, es la única que ha perseverado sin solución de continuidad hasta nuestros días, aunque haya cambiado de lugar y ministerios varias veces, como hemos visto en este capítulo. Se fundó en 1846 y sigue viva en 2011.